Los cereales son un alimento imprescindible para los bebés, ya que les acompañaran durante su crecimiento. Entre los nutrientes esenciales que contienen encontramos: hidratos de carbono, lípidos, proteínas, vitaminas, minerales, fibra, almidón y antioxidantes.